Tino Soriano

retrato_tino_soriano

Nacido en la bella ciudad de Barcelona, España, en 1955, Tino Soriano es uno de los grandes fotógrafos de nuestro tiempo. Ha logrado galardones tan relevantes como el Humanity Photo Award entregado por la Unesco y también el que se considera como el premio de fotografía de mayor importancia en el mundo: en World Press Photo del año 1999. Su trabajo hace énfasis en la parte humana de la fotografía, la dignidad humana y la opresión que sufren por circunstancias sociales económicas o políticas, especialmente a los desvalidos y a los niños.

En el año 2004 es galardonado con la “Lente de Plata” por un reportaje acerca de la medicina en México; dos años después en 2006, la Academia de Ciencias Médicas de Cataluña hace relevancia en su gran trabajo de reportería gráfica, de importancia para sensibilizar sobre el mundo de la medicina. tino-sorianoSu concepción estética bebe de las fuentes de diferentes fotógrafos, teniendo siempre en cuenta el factor humano que existe en esta: Robert Capa, Henri Cartier-Bresson, David Alan Harvey, Alex Webb, han sido sus principales inspiraciones. Soriano ha publicado diferentes libros con distintas temáticas como: Fotografía de viajes (2000), Dalí, y el libro La otra Barcelona (2002).

Soriano lleva consigo siempre para todo lado su cámara analógica Leica y una Nikon D300 digital. Su profesionalismo y sensibilidad lo han llevado a impartir clases magistrales de fotografía en diferentes institutos y universidades de todo el mundo. Ha trabajado para revistas y publicaciones tan importantes como El País y Vanguardia, Times Magazine, Paris Match, Der Spiegel, entre muchos otros. Dentro de sus múltiples exposiciones, destacan por ejemplo, su dramática serie sobre el cáncer en niños, que ha dado gran impulso a la lucha en diferentes frentes de la sociedad contra este mal, y titulado “David contra Goliat” (2010).

tino-soriano-estonia-beachSu carrera tuvo su primer impulso hace más de tres décadas cuando por casualidad caminando por la calle encontró en un quiosco de revistas “Viajar” una de las pocas publicaciones en la España de aquella época, que lo hicieron decidirse por convertirse en uno de sus fotógrafos de cabecera. Apasionado y contaminado con el virus de la fotografía, Soriano dejó sus estudios en el magisterio para emprender su carrera de fotógrafo, iniciando con sus primeros intentos como reportero de viajes; así comenzó a ver publicados sus trabajos en algunos medios enfocados en el género, hasta convertirse en uno de los grandes fotógrafos de nuestros tiempos.