La primera fotografía a color

En el comienzo de la nueva ciencia de la fotografía, los registros con la nueva invención de Daguerre, no permitía una detallada impresión de las imágenes. A medida que se avanzaba en los nuevos hallazgos en el proceso de revelado de imágenes y de perfeccionamiento de métodos de registro, la evolución fue cada vez más necesaria para conseguir plasmar la realidad de una manera coherente y fiel. Los primeros intentos por plasmar el color en las fotografías fueron fallidos pues el color se desvanecía rápidamente. La pobreza de los materiales de la época ―la primera mitad del siglo XIX― hacía que los registros fotográficos fueran de poca calidad.

james-clerk-maxwellEn el año 1861, el escocés James Clerk Maxwell expuso sus estudios acerca de la composición de la luz consistentes en hacer pasar haces de luz a través de unos filtros de colores para luego proyectarlos en una pantalla. Esta teoría se conoció como tricromía. El proceso mediante el cual Maxwell consiguió este avance en la fotografía fue sobreexponiendo las imágenes conseguidas con distintos filtros de colores. Luego de este primer intento, dos inventores franceses intentaron perfeccionar la técnica de Maxwell sin mayor éxito.

Sin embargo un alemán Hermann W. Vogel,  a finales de la década de los setenta del siglo XIX, hizo un hallazgo consistente en sensibilizar por medio de tintes de anilina para conseguir un espectro mucho más amplio que los tres colores primarios, verde, azul y rojo. No sería sino hasta principios del siglo XX, en 1906 cuando pudo obtener la placa pancromática sensible a todos los colores del espectro. Luego vendrían las placas conocidas como autocroma, una serie de transparencias fijadas por medio de compuestos orgánicos, que salieron a la venta a fines del primer decenio del siglo XX desarrollado por los hermanos Louis y Auguste Lumiere.

Hermann W. VogelOtro avance significativo para el desarrollo de la fotografía en color se debe gracias al trabajo del ruso Sergei Prokudin-Gorskii quien por medio de re exposiciones de los diferentes negativos por medio de los tres colores verde, rojo y azul. Finalmente en 1935, la compañía Kodak de George Eastman, desarrolla una técnica definitiva: incluyendo en la emulsión de las capas para las películas los colores primarios para la composición de la imagen completa a color. Polaroid introduciría finalmente a principios de los años sesentas la película instantánea completamente a color, hasta nuestros días que el proceso es completamente realizado por un microprocesador integrado a la cámara.

El arte de pintar con la luz

El arte de pintar con la luz

Con el perfeccionamiento de las técnicas fotográficas, la invención de lentes más precisos y adaptación de mecanismos de iluminación en los aparatos fotográficos, la toma de un paisaje, rostro o cualquier otra escena, se convirtió en única. El arte de pintar con la luz, tomó características verdaderamente estéticas, pues cada fotógrafo fue desarrollando paulatinamente un estilo propio que le permitía expresarse del mismo modo que un pintor lo hace con su pincel.
En al década de los ochenta del siglo XIX, las técnicas de revelado fotográfico eran engorrosas y demoradas. A mediados de 1850, la técnica conocida como colodión húmedo, permitía revelar sobre una placa de vidrio que se impregnaba con nitrato de plata. Esta técnica para revelar las imágenes, finalmente serian sustituidas en 1888, cuando George Eastman, reveló al mundo una nueva cámara de fotografías. La conocida como Kodak ―empresa que sobrevivió a la voraz tecnificación del arte fotográfico por más de 120 años―, se constituiría en una de las de mayor venta y popularidad a nivel mundial. Su innovación consistió en la introducción de carretes de cinta para registrar las imágenes que luego se revelaban por medio de un procedimiento químico en laboratorio.

George Eastman


La fotografía a comienzos del siglo XX, fue un sustitutivo de la imagen en movimiento, previa invención de los hermanos Lumiere de su cinematógrafo. La fascinación que ejerce un fragmento de tiempo detenido, que recurriendo a una cita literaria de Julio Cortazar que ejemplifica muy bien esa relación fotografía-cine, nos dice: «como la fotografía el cuento ―comparando con el boxeo―, debe ganarse por nock-out, mientras que la novela es como el cine, puede ganarse por puntos».Por su ambición totalizadora el cine comparado con la fotografía, es muy bien metaforizado por el célebre escritor. Si bien se puede decir que el cine ha tenido una masiva aceptación, la fotografía por sus características de intimismo, sutileza y brevedad, no ha perdido su magia. Además una película, dentro del funcionamiento de la técnica del cinematógrafo, se compone de una sucesión de fotogramas. Por tal razón la fotografía y el cine vienen a ser algo así como primas hermanas.

La comunión de estas dos artes puede verse en la colaboración en diferentes producciones cinematográficas de fotógrafos destacados. Gregg Tolland, director de fotografía de Orson Welles en filmes como Citizen Kane, son muestra de la maestría técnica de este oficio; John Alcott, fotógrafo de Stanley Kubrick quien también lo era, hicieron juntos obras maestras como “Barry Lyndon”. Sven Nikvyst quien junto a Ingmar Bergman logró piezas de gran belleza como “Persona”. Otros directores fotógrafos son Ridley Scott, David Lynch, Dennis Hopper, Carlos Saura, Wim Wenders o Lenny Riefensthal, entre otros.

hermanos lumiere