Estilos fotográficos

Cesar Quijada-3Cada arte tiene una manera de plasmarse. Esto es lo que se conoce como estilo y lo que diferencia a un artista del otro. La fotografía como toda manifestación estética, se apega a esta premisa. Existen diferentes formas de hacerlo con algunas diferencias de fondo. Como en todo arte la en la fotografía existen diferentes géneros o modalidades que vienen a ser algo como el “tono” de la fotografía que van por supuesto de la mano del estilo propio de cada fotógrafo. Cada fotografía tiene su propio contexto y el género es, por decirlo así, el criterio personal de cada artista para registrar, es su carácter.

Fotografía documental: consistente en ser lo más precisa posible en la comunicación de la realidad a través de la imagen, ha sido desde sus orígenes el mecanismo ideal de los reporteros gráficos para dejar un registro fehaciente y objetivo, dándole su nombre de fotografía documental. Aunque para muchos críticos, en este estilo fotográfico se puede poner en riesgo el concepto y fundamentos de la estética de la imagen, debido a la crudeza o extrema contundencia que pueden llegar a tener muchas fotografías como las de conflictos o guerras, ha tenido una gran acogida durante la época moderna.

Cesar Quijada-2

Fotografía artística: catalogada dentro del nivel estético propio incluso de otras ramas del arte como la pintura. El nivel alcanzado por muchos artistas en este género o estilo, ha logrado llevar a niveles de verdadero virtuosismo muchas fotografías. Aunque puede tener sin detrimento de sus características, virtudes atribuidas a otros estilos como la fuerza de la fotografía documental, o la efectividad de la fotografía publicitaria, la fotografía artística consigue plasmar la realidad al tiempo que conmueve y nos deja ver una escena repetida miles de veces por un fotógrafo mediocre con una perspectiva nueva y reveladora.

Cesar Quijada-1Fotografía objetiva: su objetivo es ser lo más neutra posible con la realidad. Aunque puede parecer similar a la fotografía documental, aquí lo esencial es dejar de lado un enfoque estético que puede estar implícito en la fotografía documental, dado su carácter periodístico o de reporte gráfico. Aquí se dejan de lado tamices como pueden tener los reporteros gráficos que quieren de todas maneras expresar su modo de ver la realidad a través de una toma especifica con un ángulo premeditado, e incluso, con una postura del objeto representado, tal como sucedió con las célebres fotografías de Frank Capra de un partisano republicano que cae muerto y que, según estudios de críticos, eran falsas, pues la pose del hombre cayendo muerto por un disparo no sería si no una representación del hecho real.

Fotografía documental

La fotografía documental intenta registrar el mundo y el entorno con la mayor precisión posible. Por medio de la foto que adquiere su carácter de documento, se registra la sociedad, el entorno y el mundo en general. En este caso el estilo del autor tiene gran importancia puesto que refleja su modo de ver la realidad que en el caso de otro tipo de fotografía, como la artística, donde el enfoque y la intención principal es lo estético por encima de cualquier otra cosa. Aquí prima el documento en el que se constituye la foto y la mirada del autor.

Se puede decir que al comienzo, la fotografía documental era mucho más objetiva que ahora, pues las técnicas de manipulación de imagen por medio de programas, ciertamente afectan la originalidad y el realismo de la fotografía al ser alterada. Un pionero en esta modalidad de fotografía fue el francés Eugene Agtet, quien fuera comisionado por el gobierno de la época en 1898 para registrar los diferentes aspectos de la vida parisina del siglo XIX. “Topografía del viejo París”, “París pintoresco” y “El viejo París” fueron sus trabajos más importantes.

La naturalidad es una constante en el trabajo de este fotógrafo, pues la intención inicial de la fotografía documental es justamente ser lo más fiel posible a las escenas y personajes que se encuentran en la realidad. La espontaneidad y la naturalidad de la iluminación hacen de estas fotografías un retrato imperecedero para la historia de la París de fines de siglo XIX.

Ya en el siglo XX, la agencia Magnum, fundada por Robert Capa, Cartier-Bresson y otros fotógrafos, empezó a nutrir el acervo de imágenes con gran realismo. La cantidad y variedad de fotografías que nutren este archivo, abarca diferentes temas: desde lo político, social, familiar, criminal, etc. Su neutralidad y estilo objetivo, hacen que esta galería sea una de las más vastas, que en realidad cumplen con el cometido y hacen honor al género fotográfico documental.

A principios de los años cincuentas y sesentas, los fotógrafos en Estados Unidos rehicieron el concepto de fotografía documentalista. El estilo de estos fotógrafos se enfocaba en contraposición dinámica de contrastes: altos y bajos, luz y sombras, etc. En la década de los sesentas este estilo alcanzaría un alto grado de sofisticación con unas imágenes de gran franqueza sicológica que impactan al espectador, que por momentos confunde el objeto con la realidad que registra.