Spencer Tunick

spencer-tunick-1Dentro de los fotógrafos que han conseguido notoriedad mediática en los últimos años, donde el fenómeno de la masificación en todos los ámbitos es una constante, Spencer Tunick, es un personaje sin duda interesante y polémico. Su estilo fotográfico oscila entre el documentalismo y una estética del desnudo público. Sus registros son por regla general en sitios públicos, plazas, calles, parques, donde reúne personas de todo tipo de condición raza o sexo. Esa pluralidad de su estética es uno de sus rasgos más peculiares de su estilo. Sus imágenes pretenden reconstruir la ciudad por medio de los cuerpos que la habitan.

Spencer_TunikDesde este punto de vista, los cuerpos que pueblan la ciudad, son parte de ella, por decirlo de un modo poético son su alma. Tunick ha sabido conseguir los mejores registros del hombre de a pie, logrando que la masa se integre en un solo cuerpo compacto que le da sentido y carácter a cada una de los escenarios donde Tunick decide hacer sus ambiciosos registros fotográficos. Partiendo de un tipo de fotografía casi experimental su estética no pretende adoctrinar con ningún estilo determinado ni escuela, es si nos atenemos al producto final, en gran medida un estilo improvisatorio.

spencer-tunickTunick se aproxima en ocasiones a la sensibilidad surrealista propia de un Man Ray, mostrando en una manera vulnerable, en todo el esplendor o la miseria de la desnudez humana ―es relativo al observador, de acuerdo a sus costumbres, haciendo del tabú de la exhibición del cuerpo ausente de cualquier ropaje, un punto nuevo de expresar su arte. También parece un simple ejercicio de improvisación, pues la manera de agrupar las texturas corporales para sus sesiones que lo hacen ejercicios semejantes al arte plástico. Tomando el cuerpo, sus volúmenes y formas, Tunick hace del cuerpo un objeto de arte por medio de sus fotografías.

Spencer-Tunick-Montauk-4Su arte ha sido tomado también como discurso contestatario en contra de los gobiernos y los autoritarismos, las represiones sexuales y de género, convirtiéndose en una manera de manifestar una forma silenciosa de revolución contra las manifestaciones de los poderes sociales, eclesiásticos, económicos o políticos. El hecho de participar en las multitudinarias fotografías de Tunick, hace que los espacios íntimos del ser humano, como el desnudo cotidiano, el que todos tan corriente y  diariamente vivimos, sea una manera de expresar inconformidad con los cánones establecidos o simplemente la costumbre para configurar una transgresión estética.