Robert Capa, fotógrafo de guerra

Seudónimo del trabajo conjunto entre Erno Friedmann y su compañera, Gerda Taro, Robert Capa, fue conocido por sus excelentes registros fotográficos de los diferentes conflictos bélicos transcurridos durante el siglo XX.  Friedmann, nacido en Budapest, Hungria y su esposa Gerda, alemana, estuvieron cabeza a cabeza junto a las tropas, en trincheras, en la línea de fuego de los conflictos más importantes. Armados de una pequeña cámara la pareja “Capa” hizo varias tomas que quedarían para la posteridad en la memoria histórica del mundo. La reportería escrita imperaba a comienzos de siglo, pero el estallido de la primera guerra mundial, dio a las agencias informativas y periódicos la oportunidad de llevar a las primeras planas por primera vez, las imágenes del conflicto.

Trasladado a la capital francesa Friedmann, conocerá a Gerda en París. El trabajo de ambos requería un nombre llamativo para dar a su trabajo una firma característica como reportero fotográfico. Entonces surge Robert Capa como nuevo maestro en la fotografía bélica. En el año 1936, al estallar el conflicto entre los republicanos y falangistas en España, se da inicio a la guerra civil española. Será a lo largo del territorio español donde la pareja de fotógrafos conseguirán una de las instantáneas más representativas de su estilo: La muerte de un miliciano, una imagen sobrecogedora a primera vista, que muestra a un hombre cayendo de rodillas con su fusil en mano, simbolizando la brutalidad e inhumanidad del conflicto que desangró a España. Será el año siguiente durante una de las incidencias del atroz enfrentamiento, que Gerda morirá dejando sólo a su compañero al ser atropellada por un tanque.

Al comenzar la Segunda Guerra Mundial, Erno empezará su trabajo como reportero. También allí conseguirá muchas imágenes impactantes como las del conocido como día D, el Desembarco a Normandía por parte de las tropas aliadas a la Francia ocupada por los nazis. La foto de un soldado reptando en la brumosa playa aquel gris 6 de junio de 1944, nos demuestra que Capa fue un maestro en detalles técnicos, como la velocidad de la obturación, que en este caso refleja el dramatismo, la zozobra y la incertidumbre de un evento de gran carácter épico. También son célebres sus fotos de la liberación de París por los aliados, en las postrimerías del conflicto bélico europeo.

En el año 1947, crea junto a Cartier-Bresson y otros fotógrafos la agencia Magnum. En este periodo retratará a personajes de la talla de Picasso, John Steinbeck y Hemingway. En 1954 durante la guerra de Indochina, mientras acompañaba a unas tropas en la inspección del terreno, activa una mina que segará la vida de uno de los mayores fotógrafos llamados de guerra. Tenía cuarenta años.