Lewis Carroll, el escritor fotógrafo

Cuando nos hablan de literatura pensamos en el nombre de Lewis Carroll como el creador de la saga de Alicia en el País de la Maravillas y A través del Espejo, cuyas historias se han inmortalizado a través del tiempo como obras maestras pioneras de la literatura fantástica del siglo XIX. Sin embargo, una faceta desconocida del escritor de Daresbury, era aparte de una pasión incesante por las letras y por las jovencitas, estaba la fotografía.  El genial escritor británico quien además era matemático, se apasionó por esta nueva técnica, para la época, que expandía las posibilidades de expresión estética.

lewis-carroll-2Aunque para la conservadora, moralista y políticamente correcta sociedad victoriana de la Inglaterra del siglo XIX, sus fotografías parecían ciertamente escandalosas por registrar en ellas niñas como Alice Lidell, hija de un matrimonio amigo de Carroll, su inspiración para escribir su obra maestra Alicia en el País de las Maravillas (Alice in Wonderland). Su condición de diácono de la iglesia anglicana, le permitían hacer tomas incluso de las niñas desnudas, que sin embargo, eran tenidas en estimación por su valor artístico, pero esta característica del escritor aun en la actualidad, sigue siendo motivo de polémica.

lewis carroll 2Su reputación artística e intelectual, se basa sobre todo en su obra literaria, pero sin embargo su pasión por la fotografía no era un simple entretenimiento o hobby. Carroll poseía un estudio propio de fotografía en el que pasaba gran parte del tiempo. Entre sus modelos para estudios de daguerrotipos y retratos se pueden nombrar a colegas de la importancia literaria de Alfred Tenysson y Dante Gabriel Rossetti, pintor y poeta célebre en la Inglaterra de su tiempo. Su pasión por Alice, lo llevó a plasmarla en fotografías en la plenitud de su juventud, evocando en sus admiradores otra faceta del arte de Carroll.

lewis-carrollDesde 1856 Carroll se apasionó por la fotografía durante veinticinco años, llegando a hacer hasta tres mil registros, pero lamentablemente, solo han podido recuperarse hasta nuestra época, cerca de mil de estas piezas fotográficas. Fue por iniciativa de su tío Skeffington Lutwidge que Lewis Carroll se aproximo al fascinante mundo de la fotografía. Su ideología estética pretendía acercarse por medio de esta herramienta tecnología a su credo personal en “la divinidad de la belleza”, donde la libertad, la inocencia se conjugaban en un objeto que conseguía reflejar un estado de perfección moral, fisiológica y estética de los primeros años de la juventud.