Fotografía contemporánea

Tratar de aprehender con el concepto de fotografía contemporánea las distintas vertientes que a lo largo del siglo XX se han dado en este arte, es un poco pretencioso. Luego de que se acuño en las diferentes disciplinas artísticas y humanísticas el concepto de posmodernismo, las artes y entre estas la fotografía también fueron catalogadas dentro esta clasificación. La ambigüedad de este concepto de fotografía posmoderna es absurda puesto que dentro del espectro de tendencias y vanguardias que se fueron dando, hablar de una escuela que las acoja a todas es bastante ambicioso.

Muchas tendencias y escuelas como la europea de escenificación surgida en Holanda, ha sido asimilada por muchos fotógrafos en Estados Unidos. Por decir un ejemplo, la conocida como escuela de Vancouver, que durante los años setentas, introdujo el concepto de preparación minuciosa de la fotografía, dejando de lado la idea de que era un ejercicio improvisatorio con el que se trabajaba en documentación, es un buen ejemplo de esta comunión de conceptos e ideas de una y otra parte del mundo que representan diferentes procesos y periodos históricos e incluso, concepciones propias de un artista que termina influenciando a otros. Esto hace compleja la categorización de estas divisiones.

MadamePeripetie-Fotografia-ContemporaneaLa gran carga simbólica que estas fotografías tienen, incluso su evocación del arte moderno y arte pop como la estructura de viñetas o cajas que evocan cuadros de Andy Warhol o de Robert Motherwell, hacen mucho más compleja la categorización. Esta escuela fotográfica podría decirse es una de las tendencias que aun siguen siendo recurrentes cuando los fotógrafos actuales al momento de ejecutar una campaña publicitaria o de hacer la producción de una publicación. La escuela de Vancouver pretendía retomar las imágenes y escenarios callejeros o cotidianos para luego intentar recrearlos de la manera más fiel posible a la original.

Sin embargo la mercantilización del concepto fotográfico hace que para los estudiosos el debate de la fotografía contemporánea o posmoderna se centre en su calidad de objeto comercial per se, se opone al concepto de instrumento de masificación de la cultura del mercantilismo ante la tradición de la alta cultura europea burguesa como su valor de origen. El peso de las acusaciones por parte del academicismo con respecto a las tendencias actuales de la fotografía contemporánea, como por ejemplo, los performances como los del polémico fotógrafo Spencer Tunick, que justamente pretenden hacer de la acto de ejecutar una instantánea una mezcla de masificación y de elaboración estética, son los argumentos que están puestos sobre la mesa.