Marcel Van der Vlugt

marcel-van-der-vlugt-a-9Este fotógrafo holandés, nacido en 1957, ha buscado la belleza incesantemente en sus trabajos. La relación entre la mujer, su cuerpo y la estética latente en cada uno de los aspectos del universo femenino son una constante en su obra. Aunque su lenguaje bebe de las fuentes de las tendencias de moda actual y la publicidad, en su serie conocida como “Bluds” por ejemplo expresa de distintas maneras el concepto de belleza en lo femenino. Flores marchitas, efectos de doble piel con queso, jamón y otras variedades de alimentos constituyen el estilo de este fotógrafo.

MarcelvanderVlugt1Como gran parte de los que se dedican a fotografiar, Van der Vlugt ha ido logrando configurar poco a poco un estilo característico. Tomando metáforas de la naturaleza femenina como su serie sobre los salones de belleza en los que adorna las modelos con cacao en polvo logrando un realce entre el esplendor de la belleza remanente de las mujeres y la transitoriedad de la misma, reflejado en las fotografías que consigue este fotógrafo holandés. Para conseguir un estilo propio Van der Vlugt forjó su estética por medio de diferentes paisajes: Suráfrica y Estados Unidos entre muchos otros.

MarcelvanderVlugtDistintas revistas internacionales, exposiciones  y premios como el ADCN Lamp for Best Photography y el prestigioso Gold Lion. Un mundo misterioso en busca de la belleza puede considerarse su estilo entre la naturaleza muerta, cuerpos vistos desde una perspectiva nueva y materiales cotidianos y bizarros. Inspirado en el lenguaje visual de diferentes medios. La simbología de lo que ya se ha hablado, la transitoriedad de lo bello y sus metáforas, cierta melancolía retratada en sus desnudos cargados de un erotismo cargado de cierto patetismo. La representación de lo vital en los alimentos que suele usar para adornar sus modelos, como el salmón, queso, cacao en polvo, logran fascinar al espectador con una estética entre lo bizarro y lo trágico.

marcel_van_der_flugt_bataviastad03Van der Vlugt utiliza el formato Polaroid para conseguir escenas de alta definición, luz y transparencia que deben mucho a la escuela de la fotografía alemana. La ejecución de composición de  los cuerpos en diferentes conceptos y estéticas. Sus tomas a pesar de tener una clara intención comercial, no dejan de ser poéticas, técnicamente logradas, sensuales y cuidadosas en la composición. Su libro “Un nuevo Día” de 2008, simula una clínica estética imaginaria en la que las liposucciones y las rinoplastias son cambiadas por implantes de flores.

 

Robert Doisneau

Robert Doisneau's Nacido en 1912 en Gentilly, cerca a París, Robert Doisneau fue uno de los fotógrafos más importantes de la historia. Vivió en la capital francesa durante muchos años, que le sirvieron para tomar el pulso de una urbe cosmopolita, moderna y abierta a todas las culturas. Doisneau habita en un departamento de Montrouge desde 1937. Estudia tipografía en la Ecole Estienne de París lo que le da la primera aproximación a los oficios del arte. Abre al fin su primer estudio donde comienza a trabajar entre 1929 y 1930. Estos son los primeros esbozos del que será un fotógrafo fundamental para el siglo XX.

robert-doisneau1Un hecho determinante para la carrera y el pensamiento de Doisneau es cuando conoce al artista y fotógrafo André Vigneau quien le presenta personajes de la talla de Man Ray que le hacen tomar otro rumbo a su fotografía. Su estilo comienza a abrirse más a la ciudad y la fotografía con personas. En 1932 consigue ser publicado en el prestigioso diario L`Excelsior. Contrae matrimonio y empieza a descubrir el mundo de los trabajadores y obreros de las fábricas como Renault, donde trabaja como fotógrafo. Sin embargo, estalla la Segunda Guerra Mundial y Francia resulta afectada.

largehellJustamente será en las filas de la resistencia francesa que Doisneau se enlistará como soldado voluntario hasta el año 1940. Traba relación con Henri Cartier-Bresson y Robert Capa con quienes aprende a tener una nueva visión en su trabajo en la agencia ADEP. Su concepción estética y técnica de la fotografía dará un giro radical, justo cuando ocurre la liberación aliada de París. Posterior a la liberación de París, Doisneau consigue una de las más humanas y representativas fotografías que representan su maestría como fotógrafo y expresan los sentimientos que se comparten universalmente y de manera atemporal: la famosa escena de un par de enamorados que se dan un largo beso, titulada “Le baiser de l’Hôtel de Ville”.

Robert Doisneau 5Es mencionado por muchos críticos como el pionero de la reportería gráfica, renovando el estilo, dando a cada fotografía un sentido profundamente humano sin perder el rigor en la expresión de la realidad concreta. Al final de su vida, a principios de 2012, recordaba sus inicios en la París de principios de siglo: “Nunca podrán imaginarse mis colegas jóvenes, el menosprecio del que éramos víctimas quienes nos dedicábamos a la fotografía. Nunca fui partidario de los uniformes: llevaba la barba descuidada, no usaba chaqueta de terciopelo, ni sombrero de ala ancha”.

Lewis Carroll, el escritor fotógrafo

Cuando nos hablan de literatura pensamos en el nombre de Lewis Carroll como el creador de la saga de Alicia en el País de la Maravillas y A través del Espejo, cuyas historias se han inmortalizado a través del tiempo como obras maestras pioneras de la literatura fantástica del siglo XIX. Sin embargo, una faceta desconocida del escritor de Daresbury, era aparte de una pasión incesante por las letras y por las jovencitas, estaba la fotografía.  El genial escritor británico quien además era matemático, se apasionó por esta nueva técnica, para la época, que expandía las posibilidades de expresión estética.

lewis-carroll-2Aunque para la conservadora, moralista y políticamente correcta sociedad victoriana de la Inglaterra del siglo XIX, sus fotografías parecían ciertamente escandalosas por registrar en ellas niñas como Alice Lidell, hija de un matrimonio amigo de Carroll, su inspiración para escribir su obra maestra Alicia en el País de las Maravillas (Alice in Wonderland). Su condición de diácono de la iglesia anglicana, le permitían hacer tomas incluso de las niñas desnudas, que sin embargo, eran tenidas en estimación por su valor artístico, pero esta característica del escritor aun en la actualidad, sigue siendo motivo de polémica.

lewis carroll 2Su reputación artística e intelectual, se basa sobre todo en su obra literaria, pero sin embargo su pasión por la fotografía no era un simple entretenimiento o hobby. Carroll poseía un estudio propio de fotografía en el que pasaba gran parte del tiempo. Entre sus modelos para estudios de daguerrotipos y retratos se pueden nombrar a colegas de la importancia literaria de Alfred Tenysson y Dante Gabriel Rossetti, pintor y poeta célebre en la Inglaterra de su tiempo. Su pasión por Alice, lo llevó a plasmarla en fotografías en la plenitud de su juventud, evocando en sus admiradores otra faceta del arte de Carroll.

lewis-carrollDesde 1856 Carroll se apasionó por la fotografía durante veinticinco años, llegando a hacer hasta tres mil registros, pero lamentablemente, solo han podido recuperarse hasta nuestra época, cerca de mil de estas piezas fotográficas. Fue por iniciativa de su tío Skeffington Lutwidge que Lewis Carroll se aproximo al fascinante mundo de la fotografía. Su ideología estética pretendía acercarse por medio de esta herramienta tecnología a su credo personal en “la divinidad de la belleza”, donde la libertad, la inocencia se conjugaban en un objeto que conseguía reflejar un estado de perfección moral, fisiológica y estética de los primeros años de la juventud.